martes, 20 de julio de 2010

Las mujeres de mi familia III

Desde sus largos cabellos tejen historias y risas brotan de sus labios de colores. Con sus manos, también, tejen y destejen la (su) vida.
Ellas bailan y explotan en carcajadas infinitas, ruidosas. La noche es su aliada.

Las mujeres beben vino y fuman cigarrillos; bailan y se rién. Tan libres ellas. Bailan descalzas y enlazan sus manos; se abrazan y olvidan. Hablan del amor.

La risa las inunda y ellas se entregan y vuelan. Se dejan ser.

Brillan los ojos de luna; los ojos de las mujeres de mi familia.