jueves, 16 de diciembre de 2010

De sus ojos, su cuerpo, su ombligo, sus labios, su...


De sus ojos, lendus machados, gotea felicidad... como risitas.
De su cuerpo empiezan a saltar los lunares, repletos de antojos urgentes.
De su ombligo, colmado de vino, traviesas gotas migran hacia el sur.
De sus labios, palabras (gemidos) escapan, mudas quizás, indicándole el camino que, paso a pasito, ha trazado en su cuerpo para él.

martes, 20 de julio de 2010

Las mujeres de mi familia III

Desde sus largos cabellos tejen historias y risas brotan de sus labios de colores. Con sus manos, también, tejen y destejen la (su) vida.
Ellas bailan y explotan en carcajadas infinitas, ruidosas. La noche es su aliada.

Las mujeres beben vino y fuman cigarrillos; bailan y se rién. Tan libres ellas. Bailan descalzas y enlazan sus manos; se abrazan y olvidan. Hablan del amor.

La risa las inunda y ellas se entregan y vuelan. Se dejan ser.

Brillan los ojos de luna; los ojos de las mujeres de mi familia.