sábado, 12 de diciembre de 2009

Mariquita marks


La felicidad a las tres de la tarde:

son sus besos chiquititos;
son mis pestañas encrespadas y mis ojos, detrás, llenos de risitas;
son sus/mis labios, incontenibles, que sonríen mariquita marks.

Su mano, que roza mi cuello, se aleja... resbalando, dedo a dedo
s-u-a-v-e-c-i-t-o