viernes, 4 de abril de 2008




(y) quedarme con un pedazo
de tus labios.
guardarlo para intercambiarlo
luego
como un rehén.

sacarlo
de vez en cuando saborearlo
degustarlo
recordarlo.

prisionero de guerra
mi rehén.

(no) es un trofeo
es mi arma
es mi voz
es un trozo de vos.

¿intercambiamos rehenes?