viernes, 22 de junio de 2007

nada... que me sumo y punto!

lunes, 11 de junio de 2007

time is money...


...el tiempo es un maní (les luthiers)











a los 9 años me regalaron mi primer reloj de
pulsera. era un bennetton negro con verde
fosforecente, enooorme y a prueba de agua.

nunca, desde ese entonces, ha estado desnuda
mi muñeca izquierda.
cuando aquel reloj pasó a mejor vida, vino otro,
y luego otro, y así continuamente, se fue vistiendo
de colores, el tiempo, en mi muñeca... de mi
muñeca exclava de las horas y los minutos, pero no.

consciente de un inmutable tic tac rítmico (cual
capitán garfio y su cocodrilo-tic-tac) es que decido,
16 años después, desapresar(me).
adopto, entonces, el cronopísimo concepto del reloj
alcaucil. hasta llegar al corazón!!!

ya va una semana desde éste mi acto de rebeldía y
debo confesar que marcha muy bien.
es inevitable, de todas maneras, no estar al tanto de
la hora, sobre todo si hay horarios que cumplir.

en fin, no es contra el tiempo que me rebelo,
es contra la idea de tener que saberlo.