lunes, 11 de junio de 2007

time is money...


...el tiempo es un maní (les luthiers)











a los 9 años me regalaron mi primer reloj de
pulsera. era un bennetton negro con verde
fosforecente, enooorme y a prueba de agua.

nunca, desde ese entonces, ha estado desnuda
mi muñeca izquierda.
cuando aquel reloj pasó a mejor vida, vino otro,
y luego otro, y así continuamente, se fue vistiendo
de colores, el tiempo, en mi muñeca... de mi
muñeca exclava de las horas y los minutos, pero no.

consciente de un inmutable tic tac rítmico (cual
capitán garfio y su cocodrilo-tic-tac) es que decido,
16 años después, desapresar(me).
adopto, entonces, el cronopísimo concepto del reloj
alcaucil. hasta llegar al corazón!!!

ya va una semana desde éste mi acto de rebeldía y
debo confesar que marcha muy bien.
es inevitable, de todas maneras, no estar al tanto de
la hora, sobre todo si hay horarios que cumplir.

en fin, no es contra el tiempo que me rebelo,
es contra la idea de tener que saberlo.

11 comentarios:

Samanta dijo...

Felicitaciones! Yo efectué la misma liberación hace más de 10 años y es muy agradable, sobretodo cuando una va atrasada. He comprobado empíricamente que el tiempo no avanza más lento o más rápido por mucho que uno lo mire.

Sebastian dijo...

jeje qué lindo :)
Estaremos informando sobre las novedades del encuentro.
Un abrazo.

la mujer habitada dijo...

Nunca usé reloj... No porque me sienta presa del tiempo (bueno, a veces sí) pero creo que es más porque me gusta tener que pedirle la hora a la gente aleatoriamente (cuando necesito saberla).

Toda excusa para tener algún contacto con cualquier otro ser, es suficiente.

Celebro tu acto de libertad, nunca viene mal la rebeldía!
Salud, flaca! Por la libertad en las muñecas y en el alma.

Un abrazo.

flacazul dijo...

samanta,
sin mirar el tiempo, entonces.
bienvenida.

sebas,
gracias! estaré atenta,
abrazo.

habitada,
aun ando en la etapa de no preguntar la hora... es sólo que no quiero saberla.
salud y abrazos.

RONALDO dijo...

bien carajter!
yo deje de usar reloj cuando el Dr.Peredo me mostro su reloj de bolisillo. Me dijo: es un acto psicologica. Si lo usas en la munheca, el tiempo 'te tiene agarrado del brazo'... si vos lo llevas en el bolsillo, se invierte la figura 'sos vos quien tiene tiempo'. Desde entonces me conformo con convertirlo en un accesorio de mi cel. Bienvenida al grupo.

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

El reloj es una cascada de esclavitud que te va apresando con su incansable gorgoteo.
Un beso.

Warmicita dijo...

Reloj no marques las horas, porque voy a enloquecer...dice el bolero no?...pa'su verdad como decía una pariente.De relojes tuve muchos pero ni uno duró. No puedo ché! no puedo con el reloj!.
Besos

agüita fresca dijo...

genial dejarlo, por mi parte nunca pude utilizarlo, a las dos semanas dejan de funcionar y aparentemente cierto magnetismo de mi muñeca se niega a ser apoderada. algún relojero se empeñó e intentó aislar el reloj de mi muñeca (con ciertos adecivos que aún no entiendo) mi muñeca tardó dos semanas más en revelarse pero lo hizo y el relojero colgó la toalla "señorita no soy yo, no es el reloj, el problema está en es usted". yo contenta de la revelión de mi muñeca.

Edson H. dijo...

A veces envidio a los estúpidos, que abundan en estos días, precisamente porque no tienen la conciencia del tiempo ni de lo que pasa. A veces la ignorancia es envidiable. Saludos.

nois de lean dijo...

ehh pero no vale hacer trampa mirando la hora de tu celular.

ya voy 11 años sin reloj, me atraso claro pero desaserme del tic.tac fue siempre buena excusa para salir del paso. más que admiración me da pena la gente que lleva pesados, brillosos, colorinchis y enormes relojes.

es bueno viajar ligero

flacazul dijo...

ronaldo,
gratzie por la bienvenida al grupo, jeje.
bien eso de que uno lleva al tiempo si lo tiene en el bolsillo :)
abrazos.

gregorio,
a mi no me apresa ya! gracias por pasar.
beso.

warmicita,
así mismo dice el bolero, che.
cuando no se puede no se puede no más. en todo caso, bien la libertad!
abrazos van.

agüita querida,
gusto verte por estos lados.
en verdad, me siento orgullosa de,
hasta ahora, tener la muñeca libre.
es una libertad deliciosa esta.
abrazos.

edson,
de acuerdo... ignorar puede resultar bastante cómodo, por tanto envidiable.
un abrazo.

nois de lean,
quisiera no tener que mirar la hora en el celular, pero hay horarios que cumplir. por suerte ya no lo hago todo el tiempo...
un abrazo.