lunes, 18 de diciembre de 2006

delirio de lluvia II

pero no todo son malas noticias con la lluvia.
a veces, acuosa como es, nos trae
despertares, amaneceres...

cuerpos calientes mojados que buscan
a cuerpos mojados calientes
que toman sin pedir permiso ni prestado
que no dejan
cuerpos que fabrican placeres
que gimen sonidos
que callan la lluvia de afuera y
shh...
sólo eso, sólo cuerpos
mojados calientes enredados en la más deliciosa
shh...
una y otra y otra vez la cacería
shh...
que no pare la lluvia, que se caiga el cielo
que llueva que llueva
shh...
ya está en la cueva.

jueves, 14 de diciembre de 2006

delirio de lluvia I

la última vez que llovió así, recuerdo bien,
estaba camino a comprar un piquesito para el
almuerzo con amigos. el cielo estaba furioso,
calles como ríos, gotas que caían,
los techos, los vidrios...

ahora entiendo la rabia de las gotas ese sábado.
yo sentí la misma rabia cuando lo supe,
cuando sonó el teléfono.

cuando llamaban
lo supe
¿cuándo fue?
sonaba el teléfono
levanté la lluvia: ¿aló?
lo supe de mañana
mientras llovía
lo supe
cuando la lluvia
el teléfono

lunes, 11 de diciembre de 2006

las mujeres de mi familia

son flores morenas y rubias
con los ojos de fuego, intensos... grandes.
cuando son rien lloran se arman
se desarman las mujeres de mi familia.

ellas bailan y de sus pies melodías.
en las fiestas beben ron y fuman cigarrillos.
los hombres miran a las mujeres cantando y suspiran.

visten vestidos de colores y se perfuman.
acuosas, difusas, confusas
danzan las mujeres de agua
entre la gente
intensas ondean sus cabellos, sus faldas.

honda la mirada de las bellas mujeres de mi familia.