lunes, 31 de julio de 2006

location location location

todo se resume al fin y al cabo a diversos lugares,
escenarios, locaciones. improvisados salones imaginarios,
huecos en los espacios... ecos, ecos y más ecos.
uno los hace suyos, los guarda, los recuerda, los entierra.

también están los olores, claro... esos que se te meten por
la piel además de la nariz, que te pone toda gallina en piel
porque se impregnan y están ahí, aquí... everywhere.

recuerdos de vinos orejas cervezas ajenjos cigarros besos
cinturas chocolates espaldas risas cafés... uuuy! infinidad de
recuerdos, de infinidades...

también de sabores, ocurrentes sabores que se suceden unos
a otros con la simple intención de trasladarnos a ciertos
escenarios, ciertas pieles, ciertos inciertos.

cafés con cigarros. cigarros con cafés.
hay nuevos lugares, olores, sabores,
siempre con café y cigarro. cigarro y café.

me despido con un piropo de me enseñaron el otro día,
dicen que español... de esos de antes.

me gustas más que comer con las manos.

domingo, 23 de julio de 2006

menguando

pasan cosas curiosas cuando mengua la luna.
las noches aterciopeladas de vino,
los humores que suben y bajan,
las buenas noticias...
hay de todo en estos días menguantes.

no es ni medio día y ya es el peor día de tu vida.
el sol te quema, insolente y agresivo.
atascados... no se mueve nadie.

menguantes también se ponen algunos labios
que huyen, los besos que se esconden...
y, en esas horas de no luna y cielo negro,
un hombre deja de ser un caballero
cuando se va sin besar a una mujer.

ya vienen lunas nuevas y llenas.

jueves, 20 de julio de 2006

solitario solísimo

ciao ciao bambino... cantaba a coro el animado
escuadrón de tías, y uno que otro tío, cuando se
cerraba el solitario grupal que estábamos jugando
en la mesa con vista al patio.

dentro del comedor, las discusiones de los tíos,
y una que otra tía, se escuchaban más fuertes
que las noticias.
una noche tradicional en la casa cassal.

así de sopetón me viene este recuerdo de mi último
viaje a tarija... así, mientras juego un solitario solísimo
en el verde chapare y una numerosa familia, paceñísimos
ellos, juegan scrabble en la mesa contigua.
me veo de pronto cantando el ciao ciao bambino cuando
se cierra nuevamente mi solitario, cada vez más lejos,
más solo y más verde.

sábado, 8 de julio de 2006

todavía una canción... pero no de amor

escuchando a calamaro... hace unos días, se quedó rondando esta cancioncita
en mi cabeza.

donde manda marinero

con el crudo en las bodegas volveré a buscar
todo el tiempo vivido que hemos perdido sin protestar
voy a probar primero al olvido, a lo ajeno,
voy a pasar a retiro de un tiro al culpable de mi soledad!

no se que quiero pero se lo que no quiero
se lo que no quiero, y no lo puedo evitar
puedo seguir escapando y aun lo estoy pensando
lo estoy pensando pero estoy cansado de pensar

el marinero de río, no tiene calor ni frío
la ciudad no tiene puerto y se siente muy vacío
(hay que pena!)
últimamente a perdido su capacidad de sorpresa
en un vaso de cerveza caliente fue que se la olvidó

quiero elegir del mapa un lugar sin nombre adonde ir
será el lugar donde viva lo que quede por vivir
(y eso es mucho tiempo!)
por eso de cada viaje me traigo el equipaje perdido
por eso es que he decidido nunca olvidar, nunca olvidar

no se que quiero, pero se lo que no quiero
se lo que no quiero, pero no lo puedo evitar
puedo seguir escapando y aun lo estoy pensando
lo estoy pensando pero estoy cansado de pensar

no se lo que tengo, pero se lo que no tengo
se lo que no tengo, porque no lo puedo comprar
puedo seguir cantando pero sigo esperando
sigo esperando pero estoy cansado de esperar..