lunes, 18 de diciembre de 2006

delirio de lluvia II

pero no todo son malas noticias con la lluvia.
a veces, acuosa como es, nos trae
despertares, amaneceres...

cuerpos calientes mojados que buscan
a cuerpos mojados calientes
que toman sin pedir permiso ni prestado
que no dejan
cuerpos que fabrican placeres
que gimen sonidos
que callan la lluvia de afuera y
shh...
sólo eso, sólo cuerpos
mojados calientes enredados en la más deliciosa
shh...
una y otra y otra vez la cacería
shh...
que no pare la lluvia, que se caiga el cielo
que llueva que llueva
shh...
ya está en la cueva.

5 comentarios:

vero dijo...

que no pare la lluvia,
que me de tres segundos de un abrazo en silencio,
un cuerpo caliente que me de,
ya no más abrazos helados sin vida,
que no pare la lluvia flaquita
que no pare y que se lleve con ella toda esto que me sobra y hace que me falte todo lo demás,

vero

Ferdinand dijo...

Que no pare la lluvia porque cuando corro con ella me vuelvo un dibujo.
Como si yo misma me bebiera.
Me haces muuuucho recuerdo a mi hermana del alma y creo que haces llorar a mi alma, pero no de tristeza.. no se de que.

Puse un comentario en un post de más abajo y no apareció...
Abrazos grandes Flaca.. los abrazos ya los llevé a pasear por la plaza, cuando vuelva, por Sama, promesa.
Te mando Lluvia desde aqui...

flacazul dijo...

vero,
que te deje ser la lluvia,
que sea parte del aire,
parte de vos.

ferdinand,
no ví ningún comentario anterior, que pena!

si no es de tristeza que llora tu alma, entonces no está mal.
que llueva que llueva.

gracias por el paseo :)

Marco dijo...

Hoy llovió fuerte acá... Leer tu poema fue el corolario.
Besos y gotas.

la mujer habitada dijo...

Es que el agua siempre vence las batallas... y nos encanta dejarnos ganar.