lunes, 14 de agosto de 2006

mínima lluviecita

hoy el cabello trenzado cae por mi espalda desnuda
y yo sonrío.

sonrío porque llegó y porque lo vi,
porque reímos juntos, jugando con las manos
que se toman y se dejan, con la luna.

sonrío porque llovió, porque olía a tierra mojada y,
porque justo cuando mis labios se mordían traviesos,
una gota de lluvia, atrevidísima y directa,
me plantó un beso y voló... me dejó agüita.


envidia de olores a tierra mojada
envidia de ser lluvia y así rozar pieles y labios
envidia de cielos grises ausentes...
que delicia la de ser llovida.

deliciosa tarde con lluviecita, la de ayer.
frío amanecer, el de hoy.

5 comentarios:

Gatto dijo...

Feliz nueva semana. Hace frío pero el sol se deja ver de vez en cuando.

Un abrazo

vero dijo...

aunque sea mínima, que bien se siente, no?

igual... quien fuera lluvia para alcanzar lo que a veces se hace inalcanzable

flacazul dijo...

feliz semana gatto!
la verdad, quisiera ver un poco menos el sol y tener más días grises llenos de lluvias!

vero, mínima lluvia, enorme es el gusto!
quien fuera lluvia... aaay!.
un abrazo.

Marco dijo...

Tarde de lluvia, noche de tormente y mañana de rocío frío. Buena convinación , mejor con la trenza sobre la espalda y el lápiz en el bolsillo.
Saludos.

flacazul dijo...

más de una trenza, marco... son cientos de trencitas...
saludos.