martes, 10 de enero de 2006

tocaña (2 horas)

una caminata de 2 horas por el deshecho.
de coroico a tocaña.

laura, nadia, carla y yo partimos 9.30am de la plaza.
a laura y nadia las conocimos en el jeep de regreso al hotel.
son de buenos aires.

2 horas caminando por senderos, de bajada, esquivando
mosquitos y cantando spinetta.
"hoy tu pollera gira al viento, quiero verte bailar.
entre la gente, entre la gente, quiero verte bailar"


carla y su ligero vértigo.
mirando por el barranco, la cuatro, buscamos ese puente
al que tenemos que llegar para luego subir hacia tocaña.
se lo ve muy lejos, abajo.

2 horas tenían que ser toda la caminata.
2 horas fueron, solo el descenso!

ya en el puente, nos sentamos a descansar.
unos 10 minutos después aparece una camioneta por el
camino. de la emoción, casi casi saltamos encima.
muy amables nos dejaron subir atrás con una cholita y su hijita.
rato después ¡llegamos a tocaña!

encontramos la iglesia y arribita una casa con el atractivo letrero
"se vende cerveza fría". sin pensarlo dos veces ya estábamos
llamando a la señora para que nos venda algunas de esas.
nos invita a pasar, doña fidelia, y nos trae una botellita de paceña helada.
charlamos bastante, acompañadas de la señora y su ahijada de diez años,
magalí. ya en la tercera cerveza decidimos bajar; la lluvia se acercaba.

en el camino conocemos a pulga, que tiene su casita más abajo, y
charlamos con el. luego llega josé que toca para nosotras la cuangia (si es
que así se escribe). ya cuando la lluvia empieza a caer más fuerte, decidimos
que es hora de bajar.

seguimos por el deshecho y, a ratos, por el camino.
la lluvia caía con fuerza.

otra vez en el puente, subimos a la carretera para hacer dedo.
todos los buses y camiones van hacia caranavi o rurrenabaque.
ya resignadas a nuestra suerte, el espíritu aventurero se transformaba en sueño,
cansancio, hambre.
un taxi pasaba rumbo a la paz. lo paramos y le hacemos el trato.
- ¿40 bs. a coroico? -
- 50 por las cuatro -
- vamos -
nos invitó platanitos y seguimos viaje.

ya en coroico.
un sandwich, un café, cigarros.
al hotel, ducha.
más tarde, cena buffet.

dulces sueños y merecido descanso.
la mañana siguiente partimos a la paz.

3 comentarios:

Almada dijo...

Jo... y cómo hago con esto de la envidia?? de momento me escucho en el ordenador el tema de Spinetta, cantado por él y Charly en vivo.. ja!

flacazul dijo...

bueno gus, por lo menos tienes la canción pa escucharla!
yo, la perdí.
ahora la busco.
un abrazote y bueno leerte again

Anónimo dijo...

Lástima que todo eso ya se que quedo en el baúl de los recuerdos.
Lo positivo???
Es que los nuestros siempre son los mejores, no Flaca?
BEsos