miércoles, 30 de noviembre de 2005

desde tarija

parece que va a llover,
el cielo se está nublando,
parece que va a llover,
ay mamá me estoy mojando.

el calor está que derrite hasta el más duro caramelo,
casi no hay nubes en el cielo.
ahora empezaron a aparecer algunas,
muy negras muy negras.


el sur me trae viejos recuerdos de infancia
y de no tanto.
la casa sigue con ese olor a antiguo y húmedo.
desde que era chiqui olía así.

los dos patios que me parecían inmensos
ya no lo son tanto, y es que claro,
algo crecí.

la gente es la misma,
eso es lo que cuenta...

aquí en el sur
parece que lloverá...

y ya me preparo para contar hasta diez,
o hasta donde me pille el trueno y
así saber, que tan lejos cayó el rayo.

7 comentarios:

t-bone dijo...

ha de ser nostalgia, quizá su mayor desgracia, haya sido crecer, quizá sea una catastrofe, despues de los años sólo quedan recuerdos, al final nada, se recuerda tanto que se termina olvidando... quizá así sea mejor

flacazul dijo...

no sé si haya sido mi mayor desgracia.

estoy feliz aquí, con los recuerdos y todo. la nostálgia está no más!..
pero yo, feliz con todo.

vero dijo...

La parte más extraña de volver a los lugares de nuetra niñez, es esa sensación de que el lugar físico se ha encogido, se ve todo màs chico, el techo más bajo, las puertas más angostas... y es natural, hemos crecido... el espacio que ocupamos no puede ser el mismo...

pero igual es buena onda volver alguna vez, no???

Efecto Urano dijo...

viva tarija carajo y salud!!!

flacazul dijo...

que viva, y que viva la salud!
y el salud también.

flacazul dijo...

carajo!!!

Anónimo dijo...

Hace cuánto que no escribís nada??
Que mal!!
al fin había encontrado cosas que valía la pena leer.


Popa