jueves, 16 de diciembre de 2010

De sus ojos, su cuerpo, su ombligo, sus labios, su...


De sus ojos, lendus machados, gotea felicidad... como risitas.
De su cuerpo empiezan a saltar los lunares, repletos de antojos urgentes.
De su ombligo, colmado de vino, traviesas gotas migran hacia el sur.
De sus labios, palabras (gemidos) escapan, mudas quizás, indicándole el camino que, paso a pasito, ha trazado en su cuerpo para él.

martes, 20 de julio de 2010

Las mujeres de mi familia III

Desde sus largos cabellos tejen historias y risas brotan de sus labios de colores. Con sus manos, también, tejen y destejen la (su) vida.
Ellas bailan y explotan en carcajadas infinitas, ruidosas. La noche es su aliada.

Las mujeres beben vino y fuman cigarrillos; bailan y se rién. Tan libres ellas. Bailan descalzas y enlazan sus manos; se abrazan y olvidan. Hablan del amor.

La risa las inunda y ellas se entregan y vuelan. Se dejan ser.

Brillan los ojos de luna; los ojos de las mujeres de mi familia.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Mariquita marks


La felicidad a las tres de la tarde:

son sus besos chiquititos;
son mis pestañas encrespadas y mis ojos, detrás, llenos de risitas;
son sus/mis labios, incontenibles, que sonríen mariquita marks.

Su mano, que roza mi cuello, se aleja... resbalando, dedo a dedo
s-u-a-v-e-c-i-t-o


martes, 27 de octubre de 2009


"¿Quien hará tu trabajo debajo de mi falda?; la boca que era mía, de qué boca será. El roto de tu ombligo ya no me da la espalda, cuando pierdo contigo las ganas de ganar".
Joaquín Sabina



Vestida toda de margaritas
lunares en mis brazos,
mi espalda.
Cierras los ojos.

Tus manos
música,
mi piel.
Sonrío.



Se dibujan estrellitas -fugaces- en los pentagramas danzantes que pasan a formar nuestros cuerpos; tan musicales, ellos, se encuentran. Y un abrazo basta para sumergirnos de nuevo -sábanas, noche y vino, en la más profunda de las caricias-miradas-roces-sonrisas-besos.
Un beso, talvez uno solo...
Basta y sobra todo, siempre que tu mano se pose en mi cintura, encrespando mis pestañas.

jueves, 10 de setiembre de 2009

otro año más


Si no era que leía el post blog-cumpleañero de Santiago (felíz cumple blog, che!), ni me daba cuenta que éste pasado 6, mi blog cumplió otro año más! Y, comprobando con la Mar, son ya 4 las velitas que nos tocan poner en la torta; 4 los años que estamos acá... y que seguimos. A paso lento y tomándose su tiempo, sigue andando esta estrella y sus ajenjos.

Los festejos este fin de semana, sin prisa y sin pausa.

Salud!

jueves, 6 de agosto de 2009

Viajando


Era una carretera; un camino. Viajábamos. El asfalto pintaba para rato y las montañas mantenían ese su color entre café y gris (con el cielo de paleta); el frío que, a esas horas, calaba más que los huesos, nos obligaba a abrazarnos. Yo sonreía.

***

Era de noche, casi de madrugada pero no, todavía no. El cielo estaba, en ese momento, como en el limbo, casi casi antes de la hora azul (blue blue blue, con el permiso de Bryce), y las montañas, dueñas y señoras de la noche/día, se pronunciaban por donde sea que uno mirara. Yo, flotando.

***

Ya de día, el cielo sonreía azul entero... color mar (meditarráneo, que era el más azul que había conocido entonces); las nubes no existían y el infinito era casi tangible en ese horizonte que no pintaba nada más que agua (agüita, agüita). Bailábamos bajo la luna... llena.

***

El amarillo pintaba el paisaje de las autopistas, alemanas, de nuestro camino a Praga. Mapa en mano, cual navegante, indicaba el camino que nos llevaría, luego, a esas calles estrechas con faroles; con ventanitas diminutas que, estampadas en paredes amarillas, blanquecinas y, a ratos, grisáceas, serían luego, el retrato de una fotografía colgada en mi pared. Yo callaba.

***

Y era gris, el mar. Las olas, grises, golpeaban los enormes pilares de madera que sostenían el pequeño bar, ahí, al final. Tomábamos una cerveza, o dos, y con cada golpe nos sacudía, el mar. Temblaba toda... la mesa. Yo, también, temblaba. Nunca antes había tenido encuentro tal con el gigante.

miércoles, 15 de julio de 2009

vuelvo



Ya vuelvo... ya estoy.
Ya casi.

Volvemos.

Aquí estaremos.